东台路: reencontrarme con lo que algún día, un flashback; emplazamiento

“El espacio de cinco años me ha enseñado mucho en este departamento del globo terruño al cual la fuerza gravitacional nos amarra, mucho y más todavía cuando me doy cuenta de que no sabía tanto como creía.”

(甲午年腊月甘五)

 

_DSC0153

 

Fue un día de visitar con largas zancadas espacios conocidos de este Shanghai, fue una tarde de conocer lo que esconden las torres y las luces de 外滩 ; una tarde frenética de caminar acompasado, de desaparecer de un punto para casi inmediatamente ser disparado al siguiente con la mayor celeridad, para transportarse con el relumbrar del sol de mañana escampando la primavera tras la tormenta, una tarde para revisitar lugares que yo conocía, casi.

 

_DSC0184

 

Tenía por encargo desmenuzar la maraña de esta ciudad a un grupo de roedoras chicas sonrientes que parecían no temer al desconocido y engullían con ojos bien abiertos todo cuanto podía ser arrastrado hasta su escenario. Yo mismo presencié el cómo Shanghai se perdía en la oscuridad misma de sus vórtices enfermos de apetito; agujeros negros dueños de la gravedad de constelaciones opacadas por ser materia de insalvables distancias culturales, el todo se perdía en esos focos de todo y yo que estupefacto intentaba nombrar calles y rincones. Tenía por encargo este conjunto de incaicas roedoras y esa tarde asistimos al paso del tiempo en ciertos puntos de Shanghai, que como ya especificaba, recorrimos a grandes zancadas.

 

_DSC0279

 

Las conduje por lugares que conocía bien, varios aunque no muy variados, porque Shanghai no cuenta con esa característica y porque ya sabiendo de qué se trata la nebulosa mental que es China desde la ignorancia del apartamiento y la cultura pop, no tiene más que un par de edificios y mucha luz polilla que ofrecer. Las llevé por lugares que conocía bien, todos menos uno.

 

_DSC0270

 

El espacio de cinco años me ha enseñado mucho en este departamento del globo terruño al cual la fuerza gravitacional nos amarra, mucho y más todavía cuando me doy cuenta de que no sabía tanto como creía. Uno de esos lugares que visitamos había pasado una vez como flashback ante mis pupilas y yo que lo he olvidado: desfiló raudo ante mi tiempo antiguo y no he conseguido retenerlo entre mis recuerdos hasta que hace unas semanas, oí sobre su existencia. El estímulo auditivo no removió escombros en mi memoria y me propuse entonces ir a ver de qué se trataba este mercado del cual había oído.

 

_DSC0272

 

El mercado que barajamos se encuentra en la callejuela 东台路 y la lleva a ella por nombre. La gracia particular de este mercado, entre otras que ya discutiremos sino acá en un futuro recuento de esta tarde de mi funcionar como guía turístico, es la de ser un mercado de antigüedades que, como ya creo se les hará agua el cerebro por la mezcla de los imaginarios ‘China’ y ‘Antigüedades’, propone una mayor atracción a quienes quieren escarbar el misterio de los miles de años que ostenta este trozo de la humanidad; es este mercado de antigüedades un eje de lo que podría buscarse de China en este Shanghai, ¡pero cuidado incautos!, como buen extremo de esta ciudad cuenta artilugios y mañas para decepcionarnos, artimañas de falsedad y caretas vacuas, un mundo dentro del mundo de la desilusión.

Sí pude recordar que aunque en tiempo escueto, este mercado ya lo había visto una vez antes, hace años.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s