天柱山: Pilar Rocoso de un Cielo Extenso

Tian Zhu Shan es una de las icónicas montañas que coronan el cielo de la Provincia de Anhui. Con una cima de 1760 metros de altura, este macizo fue nuestro desafío en los días que calzaron con la festividad de Qing Ming Jie (清明节) o día de los muertos.

Y porque no sólo subimos al tope de la montaña, me gustó.

(甲午年十月初四)

 

untitled-0484

Tengo que confesar que me fue difícil aceptar el hecho de que justo el día que decidimos subir hasta donde llegaban los escalones de 天柱山 el clima nos jugara una mala pasada y no nos permitiera ver más allá del siguiente paso a dar; el cielo estaba cubierto y a medida que subíamos nos adentrábamos cada vez más en la espesa nube.

 

untitled-0029

Los escalones eran tantos y no daban tregua. Sin embargo esto nos encontramos con familias completas y sus niños, tíos y ancianos: casi todos ellos haciendo los escalones como nosotros, casi. Vimos los que incluso subían los escalones sin siquiera vestir lo necesario o más cómodo para esta empresa, vimos los que vestían jeans apretados y las que no optaron por zapatillas sino que mantuvieron los tacos altos, la moda ante todo.

 

untitled-0693

Pero no todo fue obnubilada montaña. Cuando conquistamos la cima de este pilar esperamos a encontrarnos con los que quedaron atrás y bebimos una taza de té caliente en el refugio, subimos hasta la piedra que en un día de sol funciona como mirador de los entornos que vigila esta montaña y después de la foto que diera cuenta de nuestro logro comenzamos el descenso pero esta vez montados en el teleférico, disfrutando vaivén que nos proporcionaba el viento.

 

untitled-0677

Una vez abajo cogimos el bus y nos fuimos a comer. Por la noche disfrutamos de un buen fuego al ritmo de los ladridos de un perro en la distancia. Bebimos unos tragos y reímos unas cuantas conversaciones, hicimos noche luchando contra la oscuridad y el frío al amparo de nuestra fogata.

 

untitled-0221

Recorrimos también un bosque de bambú y seguimos un antiguo sendero que nos llevó por entre rocas y junto a un río que caía en una que otra cascada rumorosa. Disfrutamos del sol y la tibieza del día junto al cauce, caminamos entre el verde y cruzamos un puente de madera, tuvimos una tarde plena en la tranquilidad de la naturaleza a las faldas del pilar.

 

untitled-0629

Ya antes de volver, visitamos un templo olvidado al sol. Las construcciones antiguas hablaron de aquellos días y de una China que hoy se esconde tras del ajetreo diario de nuestra vida contemporánea y que sucumbe a la necesidad de expansión de ese mundo para lograr un día terminar llevar el nombre de este país a las bocas del resto del mundo.

 

untitled-0476

Esperemos que nunca toquen las montañas, se nos caería el cielo sobre nuestras cabezas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s